Restaurante. Unión Fraternal, la gran picada de Quinta Normal (no la única)

22 Nov 2011 by Carlos Reyes M., 4 Comments »

Mi amiga Isidora Díaz lo veía casi a diario, camino al colegio de Quinta Normal donde hace clases de filosofía. Está en una esquina a pocas cuadras del Santuario de Lourdes, a pasos de la carretera General Velásquez y del metro más profundo de todo Santiago. Llama la atención más por los carteles hechos a mano que por el anuncio plástico puesto de cara a la calle ,y todo indica que se trata de un local más de chicha y chancho de la zona poniente. Como sea, a Isidora no le falló el instinto y tuvo la deferencia de invitarme a degustar esa obsesión que cultivó con paciencia durante todo el año. Aparte del acierto, cabe pensar una cosa: ¿Y si muchos de los locales parecidos a la Unión Fraternal repartidos por la capital tuvieran la calidad /calidez de este? La puerta para descubrir la ciudad, la tradicional ciudad culinaria y morir alegremente en el intento, está abierta.

Unión Fraternal tiene historia. No tanto como picada de esas donde chirrían las puertas, los techos son altos y desvencijados, las luces son blancas y a tubo, al tiempo que en las noches de fin de semana, el teclado y su cantante no paran de cantar en perfecto orden, todos los hits posibles de la Nueva Ola Chilena (hubo un mix envasado de Giolito y los Wawancó de primera, en todo caso). Unión Fraternal, como alude su nombre, acoge este comedor, pero en realidad se trata de una de las primeras mutuales creadas en Chile. Esas las organizaciones obreras iniciadas durante el siglo XIX para hacerle frente, cuotas mediante, a las enfermedades y la previsión de los asociados. También fueron iniciativas donde se cultivó la semilla del movimiento obrero, que defendió sus derechos frente a las jornadas interminables y los abusos de los primeros capitalistas industriales chilenos. Data de 1873 y ahí está, todavía en Quinta Normal. Con sabor a pueblo desde sus orígenes.

El cocinero es el dueño y no lo conocimos esta vez. Supimos por el garzón, el segundo día que fui -para corroborar todo lo probado la primera vez-, que se encargaba personalmente de todo lo concerniente a la comida. Y ese todo se reduce a platos de chancho, conejo, algunos extras de lomo y un picante de guatitas que sólo se sirve en la semana. También parrilladas grandotas y una lista corta de vinos, a la que se suma un terremoto más que convincente, más un borgoña en frutilla heladito, dulce y sumamente curador. Raya para la suma: una cocina chilena honesta, con sabor criollo ciento por ciento, enjundiosita, hecha con paciencia y digna de la mejor fiesta. Picada ciento por ciento recomendable.

Santo Domingo 4105, casi esquina General Velásquez, Quinta Normal (Metro Gruta de Lourdes).
Tel. 773 2294. Viernes y sábados, bailables. Dobles de Raphael, Favio, Sandro y Germaín de la Fuente.

Nota: a este restaurante se asistió con recursos propios.

 

Pollo al pil pil, calentito, de textura suave al comer, que parte al ajo y que al rato, poco a poco, entrega un picante que va ganando en intensidad sin exceso. Por sobre la media.

 

El corte de Costillar tiene una cobertura crocante ligera, brillosa, caramelizada. La base es tostada sin estar quemada, con la consistencia justa que denota un horneado paciente, algo no muy común en un costillar al horno a la chilena. Capaz que nos haya tocado el pedazo del pellejo, el de la esquina del horno; si así fue, tuvimos suerte. Si es así todos los días, más vale anotarme como socio de la mutual, sólo para velar por ese derecho a comer chancho a la chilena como se debe. Ahora, olvídense de las papas.

Dos días más tarde, el mismo plato de chacho. Idéntico al del viernes. Una maravilla, como si estuviera caramelizado a la sazón de la longaniza. Felicidad.

Chancho guisado con verduras y callampas secas durante más de una hora y media a fuego lento. Otra de las especialidades de la casa, de esas que se cortan con el tenedor y se recuerdan por largo, largo tiempo.

El milkshake del pueblo en todo su esplendor.

 

4 Comments

  1. […] clásica La Chilenita, instalada en 1929 en calle Nueva Imperial. Locales como Los Siete Faroles, Unión Fraternal, más la mencionada Capilla Los Troncos, representa en el imaginario y códigos del sector una idea […]

  2. Estimados:

    Somos un centro cultural de Villa Portales y deseamos cotizar una cena para 20 personas.
    Agradeceré enviarnos sus alternativas y valores.

    Gracias.

    • Carlos Reyes M. dijo:

      Señor… este es un sitio que dio a conocer este lugar, pero no es el lugar. Mejor llame por teléfono (abajo están los datos) y reserve. Les gustará.

  3. […] más a un museo que a un comedor. Cada vez que aparece  un nuevo adorno, Mauricio sabe que el Restaurante de la Sociedad Mutualista Unión Fraternal, ubicado en Santo Domingo 4105, ha sido visitado por alguno de sus antiguos socios, quienes lo […]

Deja tu comentario

(Requerido)


+ 9 = 13

Follow Me!

Follow Me! Follow Me! Follow Me! Follow Me!