Adios Mario Gutiérrez, Tío Jacinto de Antofagasta

29 Ago 2016 by Carlos Reyes M., 1 Comment »

Los dos Mario Gutiérrez. Uno seguirá el legado del otro

No se puede decir mucho frente a una muerte, salvo lamentar las de quienes vamos a echar de menos. Este es uno de esos casos. Mario Gutiérrez hizo durante toda su vida lo que hoy está redescubriendo una nueva generación de cocineros: acudir a lo más fresco disponible y ponerse a cocinar, sin poses, con honestidad y a la vez con la seguridad de quien tiene entre sus manos productos de clase mundial. Tanta era la categoría de sus pescados y mariscos, que sólo había que agregarle unos pocos aliños y cuidar los puntos de cocción. Eso bastaba para ser el mejor restaurante en Antofagasta. Antes lució sus dotes en el Mercado y luego desde hace más de tres décadas, hizo de un pequeño espacio de calle Uribe un referente indispensable de la cocina costera tradicional de la Segunda Región, ensalzándola como pocos lo han hecho y por tanto tiempo.

Sabía, mucho. De un lado conseguir –y exigir- los mejores productos a sus proveedores de toda la vida, de esos que reservan lo realmente bueno a los cercanos como él. De otra forma serían imposibles esos Chupes de locos, los Cebiches de lenguado, los Caldillos de pejesapo que han hecho de Tío Jacinto, el restaurante que fundó, un lugar imprescindible para todo admirador del mar chileno. También supo agasajar a toda su clientela, nueva y antigua, con un sentido del humor vivaracho y algo cazurro. A todos y sin distingos regó con jarras de pisco sour a diario por décadas.

Le llegó su momento, como a todos, pero al menos cumplió asegurando la continuidad de un emblema de esa ciudad, justo ahora en que de a poco se están reconociendo los méritos de los sabores originales del norte costero. Sus descendientes están preparados para continuar un legado que para Antofagasta es tanto un lujo como una necesidad.

En el norte están de luto. En el Chile gastronómico también.

Hasta siempre Mario Gutiérrez, Tío Jacinto.

 

One Comment

  1. Cristian Pradena dijo:

    Qué lamentable su pérdida. Un lugar con sabor y olor a Familia. Gratos momentos compartidos con mi esposa e hijos.
    Su desendencia tiene una gran tarea por delante. Mantener el sabor y ambiente familiar característico del tío Jacinto.

Deja tu comentario

(Requerido)


+ 2 = 7

Follow Me!

Follow Me! Follow Me! Follow Me! Follow Me!