CRÍTICA DE RESTAURANTE. La Caperucita y el Lobo: casero, a su manera

3 Ene 2017 by Carlos Reyes M., No Comments »

Publicado en revista LA CAV, enero 2017

Ante todo se trata de un lugar que acoge. Acoge tras el esfuerzo que significa subir una empinada escalera desde el llano porteño hasta sentarse en esa casona que guarda recuerdos –reales- entre quienes allí viven y cocinan. El viento costero se cuela grato, mientras los ventanales principales se cubren por sombrillas que tamizan el exceso de sol, aunque cerrando un poco la vista de la ciudad. No se puede tener todo. Esa misma idea cruza la propuesta de La Caperucita y el Lobo. ¿Por qué? Quizá un buen guiso de temporada, apuntalaría mejor ese ideario de familión que publican. Pero a falta de platos de olla y cuchara parada –o un poco menos densos, para qué exagerar en verano- luce el aire actual de platos cocinados a baja temperatura. La moda manda, sobre todo en el Valparaíso turístico.

Esa técnica está más que justificada en los platos donde ésta se posa. En el Antipasto ($ 6.500) con tocino cocinado con paciencia, mollejas salteadas, pinzas de jaiba recién cocinadas, más verduras escabechadas (otra moda) que dieron complejidad al plato. Uno que por desgracia llegó pasado de sal. La turbulencia pasó rápido, en parte por la presteza de una garzona entusiasta hasta la melosidad, como también por fondos gratos como la Malaya de chancho ($ 9.900). Cocida a baja temperatura, sobre una suerte de “megañoqui” alargado de papas y zanahoria. Blando, jugoso, con enjundia pero sin exagerar. Otro llamativo por simple y eficaz: la Pesca del día ($ 9.600), en este caso Jerguilla, pescado herbívoro, de piel muy elástica, carnes blancas, que a la plancha hizo juego con un sencillo acompañamiento de quínoa. Al cierre, un Flan bien preparado y mejor adornado, sí dio en el tono con el afán familiar de la propuesta; una grata por lo eficaz y finalmente, con un toque gastronómico que se agradece en el Puerto Principal.

De los vinos: la carta es demasiado corta, tímida. Necesita de mayores opciones para maridar, por ejemplo, los impredecibles pescados de roca que le llegan a su cocina. De todos modos, la botella de Catrala pinot noir ($ 14.000), estuvo a la altura de la comida.

89 puntos de 100 posibles

Especialidad: mediterránea, cocina de mercado.
Sommelier: no.
Accesorios asociados al vino: decantadores.
Descorche: Sí.
Ideal para: turistas.
Dirección: Ricardo de Ferrari 75, Cº Florida, Valparaíso.
Teléfono: 323172798
Capacidad: 60 personas.
Consumo promedio: $ 25.000 p/p.
Formas de pago: efectivo, tarjetas.
Horario: martes a sábados de 12.30 a 15.30 y de 20.00 a 23.00. Domingos de 12.30 a 15.30 horas.
Web: www.lacaperucitayellobo.cl
Mail: contacto@lacaperucitayellobo.cl

 

Deja tu comentario

(Requerido)


2 + 6 =

Follow Me!

Follow Me! Follow Me! Follow Me! Follow Me!